Dos velas para el diablo 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dos velas para el diablo 2

Mensaje  ninfakiko el Lun Ago 10, 2009 11:26 pm

Bueno, este fan-fict comienza 15 años después de la historia del libro, es decir, que la nueva Cat tiene quince años xD

Spoiler:
¿Has sentido alguna vez cómo si tu vida no fuera tuya? ¿Cómo si se esperase algo de ti, algo que, de algún modo... ya has hecho? En resumen, como si vivieras una vida que no es la tuya. Estas tan tranquila, y derrepente sientes algo que sabes que no deberías sentir. Algo ajeno. Eso es: el sentimiento de otra persona.
¿Nunca os ha pasado? Bien. A mí tampoco. Hasta que cumplí los quince años...
Podría hablaros de mi padre: un poderoso señor de los demonios; o de mi madre: el nombrado, querido y respetado ángel Gabriel; o del modo en que acabaron juntos, en contra de todo y de todos como muy pocos antes que ellos. Podría sí, pero esta no es su historia. Ni tampoco la mía. Es la historia de Ángelo.

***


Me crié en una jaula de cristal. Protegida por todos y querida por muchos, yo era importante. Una humana pura, una mezcla directa de ángel y demonio.
Mi contacto con el mundo fue limitado, y mi conocimiento de él también. Vivíamos en una especie de clan: mis padres yo, y otras familias como la mía. Nos protegíamos unos a otros de una amenaza que nunca llegó a presentarse. Nos protegíamos de quien intentara destruir la nueva raza de humanos sin darnos cuenta de que el auténtico peligro vivía con nosotros. Las peleas estaban a la orden del día. Había conviviencia, sí, pero arrastraba siglos y siglos de peleas. Por alguna razón mis padres eran algo así como los jefes, y eran los encargados de poner orden.
De mi padre aprendí a trazar planes. Planes que no requieran de otras personas. Planes normalemnte destructivos. De mi madre aprendí a cuidar la naturaleza como si mi vida dependiera de ello. Y de los dos aprendí que un angel y un demonio pueden amarse, pero también destruirse.
Lo que mis padres sentían el uno hacia el otro siempre fue un misterio para mí. Mi padre destruía una montaña, y mi madre la reocnstruía, aun mas llena de vida si era posible. Y ninguno se molestaba. Habían llegado a un punto en el que se complementaban, y la prueba era yo.
Nunca estaban de acuerdo en nada, la excepción era yo. Cat no podía salir de la "aldea". Cat no podía tener contacto con el exterior. Cat no podía hacer nada.
Claro que yo tenía mis estratagemas para escaparme. Era parte del legado de mi padre, aunque él mismo no lo supiera.
No podían estar vigilandome las 24 horas. Y bastaba un segundo para que yo me escapara a su control. Tampoco iba muy lejos. Tenía un lugar especial, especialmente bonito, que papá jamás tocaría. Me lo había prometido, pero también me había prohibido ir allí sóla.
Aquél día fue como de costumbre. Logré escabullirme, y en pocos minutos allí estaba. En MI lugar. Me tumbé en el cesped y sentí...energía. La energía de la naturaleza. Podía sentir ciertas cosas especiales. Era lo que me permitía sentirme tan a gusto en aquel lugar: mi parte de ángel amaba la vida.
Fueron esos sentidos lo que me advirtieron de que no estaba sóla. Me levanté, y busqué por todos lados. Pero mi visitante no se dejó ver.
El susto que me pegué logró lo que mis padres no habían conseguido: que dejara de ir al claro, a hurtadillas.

ninfakiko
Célula

Cantidad de envíos : 32
Puntos : 36
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  Admin poseida el Mar Ago 11, 2009 11:57 am

ninfakiko, tu fanfic es INCREIBLE!!

Escribes realmente bien, enserio.

Parecia que estuviera leyendo de verdad la segunda parte del libro!

Has hecho que me enganche con solo lo que has escrito!!


Sigue escribiendo porfavor
Very Happy
avatar
Admin poseida
Admin

Cantidad de envíos : 1272
Edad : 28
Localización : Alzira!!
Puntos : 1536
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 02/02/2008

http://rincondetinta.forospanish.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  Lady v el Mar Ago 11, 2009 3:04 pm

Oao!! como mola!!Continua, porfa!! qe ya me has enganchado Razz

_________________
-Porque lo cierto es que le quiero. Le he querido siempre. Le he querido desde el primer día. Le quería incluso cuando juraba que no lo hacía. Le quiero sin poder remediarlo.-
Bienvenid@ al Rincón de Tinta, Invitado Wink

Y me comeré el mundo a base de sonrisas...
avatar
Lady v
Adicto

Cantidad de envíos : 2614
Localización : Leyendo
Puntos : 2768
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 05/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  ninfakiko el Mar Ago 11, 2009 3:27 pm

¿En serio? ¿Os gustó? Yupiiiiiiii Very Happy Very Happy

Spoiler:
No hablé con nadie de mi encuentro, o mejor dicho de mi no-encuentro en el claro. Se veía en mi cara que algo había pasado, pero reconocerlo signifcaría también reconocer que había vuelto a escaparme, y, aunque todos lo sabíamos, todos fingíamos que no. Yo me libraba de una bronca más, y ellos no tenían que asumir que alguna clase de peligro nos acechaba. Todos contentos.
A mi padre no le engañaba, claro. Probablemente el sabría lo que había pasado mejor que yo. Y los dos sabíamos que si me preguntaba, le diría la verdad. Pero, por algún motivo, y en contra con su naturaleza, esta vez no quería saberlo ni controlarlo todo. Un demonio que deja escapar información, ¿dónde se ha visto?
Se acabaron las escapadas. La vigilancia se había vuelto mas intensiva, pero además, yo no quería escaparme. No tenía miedo, miedo. Yo sabía que no me lo había imaginado, pero lo cierto es que no había llegado a ver nada. Y eso me preocupa más que nada. El hecho de no ver a quién o [/i]qué[/i] me había espiado. Estaba segura de que no era humano. Yo le habría detectado, mi padre lo habría detectado, a pesar de estar fuera de su radio de vigilancia. No. Era algo más.
Es curioso los métodos tan disitntos que pueden usar un ángel y un demonio para averiguar algo. Gabriel (algo me impedía llamarla "mamá") prometía a cualquier que pudiera decirle lo que había pasado un lugar bello y hermoso como recompensa. Papá prometía a quien no se lo dijera una muerte segura y probablemente dolorosa. Curioso, sí. Y temible.
Nadie podía decirle lo que pasó a mi padre, porque nadie más que yo lo sabía. Sin embargo, por una vez, mi padre no cumplió sus amenzas. Y eso me asustó más que nada.
Es necesario que hable de mi relación con mis padres. Gabriel me quiere, me ama, más de lo que puede llegar a aamar a la naturaleza. Un ángel te puede decir hasta que punto eso es especial. Y yo la quiero, claro. Es mi madre. Me encantan las historias que me cuenta, aun más sabiendo que son verdad. Pero... es débil. Es un gran ángel y todo eso pero está afectada por la Plaga. Se ve encarcelada en su cuerpo humano como puedo estarlo yo. Quizás suene cruel, no lo sé. La objetividad es una de mis cualidades, heredada de mi padre. Astaroth, mi padre, me protege. Para él soy importante por ser humana. Y por ser su hija. Soy suya. Y por eso soy intocable. Puede volverse inmaterial a su antojo, pero nunca lo hace delante mio: sabe que no puedo verle bajo esa forma, y que eso me disgusta. Son esos pequeños detalles, el hecho de que le importen mis sentimientos, los que me llevan a afirmar que me quiere. Además, antes dije que para él soy importante. El hecho de que un humano sea importante para un demonio es un hecho casi tan increíble como que un ángel ame a alguien por encima de la Creación. Yo a mi padre le admiro. También le quiero. Y le tengo miedo. Esa mezcla de sentimientos hace que cuando estoy cerca de él, me sienta rara.
Paso mucho más tiempo con mi madre.Es más agradable, y además siempre parece tener tiempo para mí, y para enseñarme cosas nuevas. Mi padre siempre está ocupado.Esos momentos con Gabriel hacen que esté muy unida con ella.
Os he contado todo esto, porque en eso se basa nuestro método de vida. En convivir un ángel, un demonio, y un humano. Creo que yo soy la razón de que mi particular familia siga unida. Sino, ¿cuánto habría durado su convivencia? El amor no lo es todo. Se necesitan más cosas para compartir una vida, y más aun a si hablamos de ángeles y demonios.
Pasé los días siguientes con mi madre. Siempre había historias nuevas que contar. Decía que contármelo la ayudaba a recordar. Sino, tarde o temprano se la olvidaría. El hecho de que sus recuerdos estén en mi cabeza parecía importante para ella, y escucharla era para mí un placer.
A veces tenía que irse. Tenía que atender algunos asuntos. Mis padres no peleaban en la lucha ancestral de ángeles y demonios,pero casi toda su respectiva especie sí. Y ella, al fin y al cabo, era un arcángel.Algunos asuntos requerían su intervención. Cuando alguien se pasaba de la raya, los arcángeles intervenían. Y cada vez lo hacían con más frecuencia.
Una vez, pude ver a otro arcángel. Se trataba de Miguel, un precioso angel rubio cuya verdadera naturaleza sería aun más hermosa, si yo pudiera verla. vino a buscar a mis padres, para hablar con ellos. Los arcángeles, y algunos demonios, hablaban a menudo con los restauradores del Grupo de la Recreación. Un grupo que iba creciendo en número, debo añadir. Yo misma, esperaba un hermano.
Ocurrió en un momento en el que mi madre me dejó sola. Tuve la misma sensación, la sensación de que alguien me observaba. Miré hacia todos lados pero sólo vi en la lejanía a un grupo de demonios, de los de mi grupo. Entonces escuché una voz:
- Te esperaré.
Dos palabras. Sólo hicieron falta dos palabras para volver mi vida del revés. Me vi en vuelta por un torbellino de sentimientos que jamás había tenido, e incluso el recuerdo de unos ojos grises que nunca había visto. Busqué de nuevo al autor de las palabras pero me había dejado. Ahora estaba realmente sola.
<<Te esperaré>> ¿Quién me esperará? ¿Por qué? ¿Dónde había oido eso antes?


Última edición por ninfakiko el Mar Ago 11, 2009 9:17 pm, editado 1 vez

ninfakiko
Célula

Cantidad de envíos : 32
Puntos : 36
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  Lady v el Mar Ago 11, 2009 4:11 pm

Dioss!! me encantaa!! ahora estoy...pues el doble de enganchada que antes!! quien la esperaa?? ahh!!continuaa!!

_________________
-Porque lo cierto es que le quiero. Le he querido siempre. Le he querido desde el primer día. Le quería incluso cuando juraba que no lo hacía. Le quiero sin poder remediarlo.-
Bienvenid@ al Rincón de Tinta, Invitado Wink

Y me comeré el mundo a base de sonrisas...
avatar
Lady v
Adicto

Cantidad de envíos : 2614
Localización : Leyendo
Puntos : 2768
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 05/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  ninfakiko el Mar Ago 11, 2009 9:16 pm

Muxas gracias ^^ No sabes lo bien q me sienta q me digan eso.... Me encanta escribir, y si os gusta es k no lo hago tan mal ^^

Spoiler:
Los instantes siguientes fueron caóticos. Esta vez, mi espía se había adentrado en pleno campamento. Nadie sabía cómo, nadie sabía por qué, pero todos sabían lo que era. Lo habían sentido y lo habían visto. Una sombra oscura con alas inmateriales y ojos rojos. Yo no la había visto porque era humana. Un demonio.
El úncio motivo por el que un demonio se adentraría en el Grupo de la Recreación era acabar conmigo, y con el resto de humanos puros, por así decirlo. Unos cuarenta. Sin embargo, no me había tocado.<<Te esperaré>> Eso podía interpretarse como una amenaza, pero a mí no me lo había parecido. Mas bien un anhelo.
No, no quería hacerme daño. Al menos aun. Confirmaba mis sospechas el hecho de que mi padre estuviera tan tranquilo. Por tranquilo debe entenderse que amenazó con matar a todo aquel que estuviera al alcance de su vista; lo que, dada la situación, era tranquilo. Para Astaroth, gran señor de los demonios, eso era casi rutinario. Generalmente no mlagastaba sus energías en matar otros demonios, ni tampoco a nadie que formara parte de nuestro grupo. Éramos muy pocos, y estábamos en el mismo bando.
Me comía la curiosidad. ¿Qué quería de mi ese demonio? ¿Por qué ya no le tenía miedo?
Mi padre sabía algo. Estaba segura. Y me lo tenía que decir, era lo justo. Claro que con esos argumentos no le iba a convencer. La justicia le traía sin cuidado. Pero yo ya tenía un plan en mente.
- Papá. - susurré.
No le tenía a la vista, pero me escucharía.
Al poco rato, sentí sus manos en mis hombros. No me volví. Me sería más fácil sino le miraba a la cara.
- Tú sabes quién era - afirmé.
- Sí - fue un siseo, que me recordó al de una serpiente. Me estremecí. Sin embargo, vi que no estaba enfadado, sino más bien entusiasmado. Y eso, nuevamente, era extraño.
- Y ¿no crees que, si quiero ser la digan hija de un demonio, tengo que manejar la mayor información posible? En otras palabras, los demonios quieren información. Los demonios compran información. Estoy dispuesta a comprártela.
- Tú no eres un demonio.
- Pero soy tu hija. Y quiero algo que tú tienes.
Silencio. Estaba pensando. Eso era bueno, porque me había tomado en serio, y malo, porque estaba trazando un plan. No podía competir contra un demonio.
- Dices que quieres comprar información. ¿Tienes acaso algo con que pagarme? ¿Algo que yo quiera?
Lo dijo con escepticismo, y yo sabía que tenía razón. ¿Qué le puede ofrecer un humano a un demonio?
- Puedes destruir mi claro. Así te aseguras de que nunca más vuelvo allí. Y sé que disfrutaras destruyéndolo.
Me giré. Era hora de ver el efecto de mis palabras. Me dijeron que, al nacer yo, mi padre cambio de cuerpo. Como una especie de símbolo. Otra vida, otro cuerpo. Desde que le conozco, mi padre es rubio, y tiene unos ojos azules increíbles, aunque más fríos que los de mi madre. Ninguno tiene los ojos del color del oro viejo, como yo, y sin embargo los de mi padre tienen un algo que los hace parecerse a los míos. En ese momento, sus ojos denotaban sorepsa, y suspicacia. Estaba analizando mis palabras. Me gustó verle sorprendido, ya que no es fácil sorprender a alguien tan poderoso como él.
- Ese lugar significa mucho para ti.
Mi padre no podía entender el apego que tanto Gabriel como yo desarrollábamos hacia ciertos lugares. No estaba en su naturaleza protegerlos, sino destruirlos. Y sin embargo no había tocado aquel claro por mí. Le chocaba que ahora le diera via libre para demolerlo y modificarlo a su gusto.
- Esa información signfica aun más.
Y no sabía por qué. Era parte de esos sentimientos ajenos que ahora tenía: una curiosidad temeraria, y un...¿cariño? importante hacia esas palabras. Debía averiguar por qué.
Mi padre me observaba con ¿respeto?. Me miró durante un rato y al final, habló:
- No tienes por qué comprármela - dijo Astaroth - Estoy seguro de que la información irá a ti.
Un modo curioso de expresarlo.
- ¿Qué quieres decir?
- Que tenemos compañía. Déjate ver, Angelo.
¿Angelo? ¿qué...? El nombre provocó algo en mi interior, un estremecimiento, pero no pude pararme a analizarlo, porque delante mío apareció un chico que aparentaba ser tan sólo un poco mayor que yo. Mis ojos se dirigieron involuntariamente hacia sus hermosos ojos grises.
- Te esperaré
Esta vez, las palabras iban acompañadas del movimiento de sus labios.

ninfakiko
Célula

Cantidad de envíos : 32
Puntos : 36
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  Lady v el Mar Ago 11, 2009 11:08 pm

O-A-O!!! en serio, me encanta como escribes! la historia esa narrada super bien! Y la trama en super! sigue prfa!

_________________
-Porque lo cierto es que le quiero. Le he querido siempre. Le he querido desde el primer día. Le quería incluso cuando juraba que no lo hacía. Le quiero sin poder remediarlo.-
Bienvenid@ al Rincón de Tinta, Invitado Wink

Y me comeré el mundo a base de sonrisas...
avatar
Lady v
Adicto

Cantidad de envíos : 2614
Localización : Leyendo
Puntos : 2768
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 05/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  ninfakiko el Mar Ago 11, 2009 11:51 pm

^^

Spoiler:
Se acercaba a mi con seguridad, casi con desafío, pero también a la espectativa. Esperaba mi reacción. A juzgar por la tensión de mi padre, a mi lado, rozándome, él también la esperaba. Yo misma esperaba mi reacción, pero ésta no venía. No era capaz de hacer nada más que estar allí de pie, quieta.
Me conocía. Y peor aun, yo le conocía a él. Y sus ojos... Aquellos ojos grises me habían observado más de una vez.
- Debo reconcoer que cuando dije esas palabras pensé que no te podría reconocer. Pero eres exactamente igual, salvo por tu pelo, que es rubio.
Definitivamente me conocía. Y, así como estaba segura de conocerle, también estaba segura de que no le había visto nunca.
- Espera, Angelo - dijo mi padre. Hablaba con voz pausada, casi amable, pero no podía evitar la amenaza en su voz. Le indicaba al visitante que era bienvenido, pero también observado. - Ella no lo sabe.
¿Saber qué? ¿Qué tenía que saber?
- Querrás decir que no se lo habéis dicho. Pero mírala. Me conoce.
- No recordaba que tuvieramos un trato tan amigable, Angelo. - susurró mi padre. Cuidado. Una parte de mí, una que acababa de descubrir quería proteger al desconocido de lo que se le avecinaba. Porque mi padre se estaba enfadando, y eso no le convenía a nadie.
- Han cambiado algunas cosas, Astaroth.Pequeños cambios en la jerarquía.
- ¿Pretendes decirme que un joven demonio como tú se ha convertido en uno de los grandes señores del infierno? - inquirió mi padre. "Joven" probablemente significaba que el demonio tendría un millón de años.
- Aun estoy por debajo de ti, pero me queda poco. Tampoco voy en busca de promociones. Me gusta así. Me respetan.
La pregunta de mi padre fue muda. ¿Cómo había llegado un demonio joven a ser... alguien?
- Te has perdido muchas cosas, Astaroth. Has vivido en tu pequeño mundo quince años. Cuando me dejaste, Lucifer había tenido contacto conmigo. cierto que no me prestó atención, pero eso a los demonios les daba igual. Me temían.
Por fin, mi padre habló:
- ¿Cómo?
- Sino, ¿cómo crees que podría haber burlado tu guardia?
- Te dejé. Intuía que podías ser tú. Cuidado Angelo, se acaba mi paciencia.
- No es tu paciencia la que he venido a probar, sino la suya. - dijo el tal Angelo, y me miró.
Entonces, mi padre sonrió. No me lo podía creer. ¡Sonrió! Pocas veces lo hacía, y las sonrisas las reservaba para Gabriel y para mí.
- Has cambiado. Antes no estabas tan seguro de ti mismo y jamás le habrías hablado así a quien pudiera retarte.
Angelo se encogió de hombros.
- Ella también ha cambiado.
Mi padre volvió a ponerse serio.
- Ella es mi hija, Angelo.
- ¿Quieres dejar de repetir mi nombre? Me lo vas a gastar. Ya sé que es tu hija Astaroth, pero es mi Cat.
- ¿Tú Cat? - se mofó mi padre. - Nunca fue tuya.
Consideré que ese momento era el adecuado para intervenir. Por fin desperté de mi atontamiento. yo no era de ninguno de los dos. No era propiedad de nadie.
- Si no os importa...
- Cállate, Cat - dijo Angelo.
Un torrente de imagenes se me vino encima. Ese mismo demonio me había dicho esas palabras un centenar de veces.
- Bien. Esperaba otra clase de recibimiento Astaroth, pero sino soy bienvenido...
- No digas tonterías. Gabriel me mataría si te vas.
- No lo dudo - bromeó Angelo
- Le salvaste la vida, Angelo - mi padre habló con emoción. Fue precioso oir eso en su melodiosa voz - Tú y Cat. No podré olvidarlo.
- Los demonios nunca olvidan - citó el aludido.
- Curiosa frase - contestó mi padre - Ojalá fuera cierta.
- ¿Vamos a quedarnos aquí todo el día? ¿O voy a poder ver a ese ángel tuyo? He oído que esperas otro hijo. - dijo Angelo, y mi padre alzó una ceja - Las noticias vuelan. Tengo mis contactos.
- Por supuesto. No debe de estar muy lejos. Se alegrará saber que el espía no es más que un pequeño diablo... Perdón, un gran diablo.... ¿cómo debo llamarte? ¿Lord Angelo?
- Con Angelo me basta.
Les seguí hacia mi casa con gesto ausente y alucinando. Se hablaban... bromeando. Mi padre jamás hacia chistes.
Angelo. El nombre me gustaba. Irónico, tratándose de un demonio, pero probablemnte no sería su nombre verdadero.
Lo que me asustó de verdad es que, aparte del nombre, había muchas cosas que me gustaban de Angelo. Algunas de las cuales, me eran ajenas.

ninfakiko
Célula

Cantidad de envíos : 32
Puntos : 36
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  Lady v el Mar Ago 11, 2009 11:58 pm

Jjajaja. pobre Cat...no se entera de nada xD. Sta super Razz. sigue pliss

_________________
-Porque lo cierto es que le quiero. Le he querido siempre. Le he querido desde el primer día. Le quería incluso cuando juraba que no lo hacía. Le quiero sin poder remediarlo.-
Bienvenid@ al Rincón de Tinta, Invitado Wink

Y me comeré el mundo a base de sonrisas...
avatar
Lady v
Adicto

Cantidad de envíos : 2614
Localización : Leyendo
Puntos : 2768
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 05/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  ninfakiko el Miér Ago 12, 2009 6:15 pm

Pero de nada, nada, nada xDDDD Me alegro de que te guste ^^


Spoiler:
Mi padre nos condujo hasta casa. Se trataba de un edificio construido hace relativamente poco, ya que fue hecho expresamente para nosotros, cuando mis padres se unieron al Grupo de la Recreación. Era una casa de dos pisos, bastante grande y a mi parecer, bonita. Para mis padres era diferente. ellos habían vivido en un millar de sitios diferente, pero para mi era mi casa.
Mi madre esperaba fuera. Probablemnte había sentido que se aproximaba alguien más aparte de papá y yo. Sin embargo, no se soprendió al ver a Angelo. Le había sentido.
- Angelo.
Sólo dijo eso. Un saludo cortés, con un gesto cortés de la cabeza. Pero lo acompañó de una sonrisa. Y las sonrisas de Gabriel eran preciosas. No era necesario ser un ángel para darse cuenta: mi madre se alegraba de verle. ¡Se alegraba de ver a un demonio! Matizo: de un demonio que no era mi padre.
- Gabriel. Me...alegra volver a verte.
Pareció que al demonio le costaba decir esas palabras. Alguien con sentido común: guardaba cierto recelo hacia el ángel que era mi madre.
- No sabía que eras tú. Tu aura ya no es la misma. Ahora eres más poderoso - comentó mi madre sin ninguna emoción, simplemente constataba un hecho.
- Si, así es - intervino mi padre - Un pequeño señor del infierno. También a mi me habías engañado, angelo. Pero sospeché que eras tú.
Angelo no prestaba mucha atención. Me miraba como esperando que dijera algo. Y derrepente mis padres me miraban de la misma manera. Los tres sabían algo que yo desconocía.
- Creo que me he perdido algo - digo por fin. - Y parece importante.
- Si tienes razón. ¿Qué tal si entramos, y hablamos? - sugirió Gabriel.
Asentí.
- Angelo - dijo mi padre, indicando que pasara primero. No era ninguna cortesía, sino una precaución: era instintivo tener cubiertas las espaldas. Los demonios eran desconfiados.
Él supuesto joven demonio estuvo de acuerdo, y yo le seguí. Mi padre se fiaba de mí, pero yo siempre iba delante. Costumbres.
Sin embargo, tropecé y estuve apunto de caerme. Pero Angelo me sostuvo. Y me retuvo. Me cogió entre sus brazos, y me dio un especie de abrazo.
- Llevo quince años esperando esto - me dijo al oído.
Más recuerdos. Una nube negra de ojos rojos que me envolvía. Yo era sorprendentemente ligera e inmaterial. Ascendía, pero él frenó mi ascenso. En ese punto bloqué el torrente de emociones que involutariamente se descargaban en mi cuerpo.
- Apartate de mí, demonio. - dije, asqueada.
Estaba acostumbrada al contacto con demonios, así que esas palabras también me sorprendieron a mí. Angelo no dijo nada, pero se apartó. No parecía molesto. Me giré para ver a mi padre, que tampoco dijo nada, pero suspiró, como si un experimento le hubiera salido mal.
Mi madre fue la úncia que dijo algo:
- Eso ha sido raro. Parece una reacción propia de la antigÜa Cat,que odiaba a los demonios, y sin embargo ella no habría querido que te apartases.
Angelo negó con la cabeza antes de que Gabriel terminara:
- Lo cierto es que me tenía bastante manía.fue cuestión de tiempo que pudieramos soportarnos.
- Menos mal que tienes todo el tiempo del mudno, Angelo. Porque parece que tendrás que empezar desde el principio - dijo mi padre.
Entonces empecé a comprender algunas cosas. Una Cat, que tenía relación conmigo en algo más que en el nombre, conocía a ese demonio. No sólo le conocía sino que tenía con él una relación de amor-odio conocida por mi madre y mi padre. Y los tres esperaban que yo reaccionase de algún modo ante la visita de Angelo.
Algo raro estaba pasando, y yo estaba en el centro de todo. De pronto me sentí un objeto valioso expuesto en una vitrina, un objeto del que se esperaba que fuera capaz de hacer algo, pero el objeto no podía. Porque yo no podía hacer nada ante la llegada de Angelo. Ninguna clase de emoción, ni buena ni mala, me asaltaba al estar con él. Simplemente tenía el recuerdo de algunas emociones. Pero esas emociones pertenecían al pasado. Un pasado que, además, no era mío.

ninfakiko
Célula

Cantidad de envíos : 32
Puntos : 36
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  Lady v el Miér Ago 12, 2009 10:18 pm

Diiooss...que decir...ME ENCANTA!

_________________
-Porque lo cierto es que le quiero. Le he querido siempre. Le he querido desde el primer día. Le quería incluso cuando juraba que no lo hacía. Le quiero sin poder remediarlo.-
Bienvenid@ al Rincón de Tinta, Invitado Wink

Y me comeré el mundo a base de sonrisas...
avatar
Lady v
Adicto

Cantidad de envíos : 2614
Localización : Leyendo
Puntos : 2768
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 05/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  Admin poseida el Jue Ago 13, 2009 1:26 pm

Alaaa tiaaa!!!

Escribes de una manera...INCREIBLE enserio!!


Tengo ganas de seguir leyéndote
Very Happy
avatar
Admin poseida
Admin

Cantidad de envíos : 1272
Edad : 28
Localización : Alzira!!
Puntos : 1536
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 02/02/2008

http://rincondetinta.forospanish.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  ninfakiko el Jue Ago 13, 2009 6:31 pm

Spoiler:
Lo único que recuerdo es que, después, empezaron a saturarme con más información de la que podía comprender. Al parecer, al haber muerto la "antigüa Cat" en medio de una lucha que, en realidad, no era la suya, había puesto a prueba la tercera ley de la Compensación, aplicada a aquellos humanos que morían en combate. Parece ser que yo era el resultado de todo eso: una especie de reencarnación.
Comprender eso fue mas sencillo de lo que hubiera sido para cualquiera, dada la cantidad de información de la que disponía desde que nací.
Así que yo vivía algo así como al vida de otra persona. Más bien era al revés, mi antecesora vivía mi vida a través de mí. Todo era muy extraño. Yo era distinta a la otra Cat, y sin embargo, había cosas que compartíamos. Como el color de los ojos, o una cebezonería bastante malsana. A ella le había llevado hasta la muerte, y a mí, hasta Angelo. Porque si él no me hubiera visto en el claro, probablemente no hubiesemos llegado a hablar.
La historia que me contaron, mi pasado o el de Cat o como sea, fue interesante. Me gustaron algunas de las cosas que averigué sobre Angelo. Sin embargo, para mi, o para una parte de mi al menos, era un desconocido. Se hacia violento que él pareciera conocerme.
Era como una balanza que no sabía aun hacia que lado decantarse: hacia Angelo, o sin él.
Tuvimos una conversación extraña, una vez mis padres nos dejaron sólos. o todo lo sólos que podían permitirse: estaban vigilando, y yo estaba segura de que nos escuchaban.Esa conversación, hizo que la balanza se decantara por fin.
- Cat - me dijo - Me alegro de volver a verte.
- De verme. Te alegras de verme. No soy ella, Angelo.
- No del todo - me concedió - Pero esos ojos...
- Ya. Todo eso me parece precioso, pero lo cierto es que yo no te conozco. Eres un extraño y...
- ... y además soy un demonio. Y nuncaSiempre me lo decías - me explicó.
- ¡No! ¿Lo ves? No iba a decir eso. Me da igual que seas un demonio: mi padre lo es. No soy la Cat de tus recuerdos.
- No parecías pensar eso antes: Aléjate de mi, demonio - me recordó.
Era cierto. Aun no habia encontrado una explicación a eso. Quizás mi madre tenía razón, eran reacciones de la otra Cat.
- Pero no es así como pienso. Los demonios y los angeles son parte de mi vida.
Angelo se quedó callado, pensativo.
- Tu padre es un demonio, y tu madre un angel. Justo al revés que Cat. - habló por fin.
Me miró con esos ojos suyos tan especiales, y supe en ese momento que, fuera por un motivo o por otro, no podía separarme de él. Decidí darle una oportunidad: al fin y al cabo, como yo misma sostenía, aun no le conocía.
Le sostuve la mirada lo máximo que pude, pero él era un demonio, y tuve que bajarla, un poco asustada. Yo sólo era humana.
- Vas a tener que llamarnos de otra manera - le dije - Porque eso ha sonado muy raro. "Cat" y "Cat" puede traer confusiones.
Con eso quise indicarle que quería volver a verle. Él se dio por enterado con una sonrisa. Era guapo.
Como si nos leyeramos el pensamiento, tuvimos ganas de salir de la habitación a la vez. Nos dirigimos hacia la puerta, y él me la abrió. Vaya. Un demonio educado.
- ¿Qué te parece Rubia? Eso es algo que os diferencia.
Por un momento se me apareció un futuro en el que él me llamaba a gritos con ese nombre, Rubia, y la gente se paraba a mirarnos. Me gustó.

ninfakiko
Célula

Cantidad de envíos : 32
Puntos : 36
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  Lady v el Jue Ago 13, 2009 9:33 pm

jajaja xtraa fiiic I (LL) it Very Happy

_________________
-Porque lo cierto es que le quiero. Le he querido siempre. Le he querido desde el primer día. Le quería incluso cuando juraba que no lo hacía. Le quiero sin poder remediarlo.-
Bienvenid@ al Rincón de Tinta, Invitado Wink

Y me comeré el mundo a base de sonrisas...
avatar
Lady v
Adicto

Cantidad de envíos : 2614
Localización : Leyendo
Puntos : 2768
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 05/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  bellaa! el Vie Ago 06, 2010 12:03 am

Ninfakiko, vas a continuar esta historia?

_________________
Amar es otra cosa. Es sentirse ligeros y libres. Es saber que no pretendes apropiarte del corazón del otro, que no es tuyo, que no te toca por contrato. Debes merecerlo cada día.

[color=#40BFBF]
avatar
bellaa!
Adicto

Cantidad de envíos : 2462
Edad : 27
Puntos : 2623
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 09/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  ninfakiko el Mar Ago 10, 2010 3:05 pm

bellaa! gracias a tu mensaje (y del correo que me llegó) me acordé y volví a entrar.
Sí, ahora que por fin entré es hora de quitarle el polvo y seguir escribiendo ^^

ninfakiko
Célula

Cantidad de envíos : 32
Puntos : 36
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  ninfakiko el Mar Ago 10, 2010 3:33 pm

Spoiler:
Mi vida cambió y se volvió extraña. No era ni mejor, ni peor. Simplemente diferente. Ahora sabía que era la reencarnación, la segunda vida, de una chica que también era hija directa de un ángel y un demonio. Como prueba de ello, el espejo me devolvía todos los días la imagen de unos ojos color oro viejo que no había heredado de mis padres.
Para mí era extraño. Mi vida era mía y era yo quien la vivía. No era la segunda oportunidad de nadie, y lo sentía por mi antecesora Cat, pero su ocasión ya había terminado. De todos modos, y aunque me costara admitirlo, parecía que tenía muchas cosas en común con ella. Angelo no dejaba de repetir que mis ojos eran los suyos, y que mi aspecto en general era casi idéntico al suyo, a excepción de mi pelo. Y yo, había decidido conocer más a Angelo como parte de unos sentimientos que no acababa de entender. En ese sentido, era una segunda oportunidad. La ocasión de que "Cat" y Angelo estuvieran juntos.
Al menos por el momento, Angelo se había incorporado a nuestras vidas. Gabriel y Astaroth, quienes guardaban una extraña relación de amistad-desconfianza con Angelo, me animaban a pasar tiempo con él, como si esperaran que en cualquier momento me tirara a sus brazos y le llamara "cariño". Además, el joven y reciente señor de los demonios podía protegerme tan bien como mis padres, y así estos tenían tiempo de organizar unos cuantos asuntos. Gabriel estaba ocupada con mi nuevo hermano, aun por nacer, y Astaroth deseaba ponerse al corriente de los asuntos demoníacos, al darse cuenta de lo "desentendido" que estaba del tema. Eso podía ser peligrosos, porque sin saberlo podían estar tramando alguna clase de rebelión contra él. Siempre era una tentación derrotar a un gran señor del infierno, como mi padre.
Así que mi nueva rutina consistía en dejar que mi nueva niñera hablara sin parar de la antigüa Cat (y yo ya estaba hasta el moño) y de gran parte de su vida pasada. A veces, sin darme cuenta, desconectaba de toda su palabrería, y me quedaba mirando sus ojos, que era lo que más me gustaba de él. Así parecía casi humano.
- Rubia. ¡Rubia!
Por lo visto, había decidido cumplir su palabra y llamarme así para diferenciarme de mi antepasada. Me sacó de mis pensamientos, y regresé al presente.
- ¿Sí?
- ¿Has escuchado algo de lo que te he dicho?
- Cat murió atropellada por un vagón de metro cuando un demonio la empujó. - respondí sin demasiado interés y quizás un poco friamente para tratar la muerte de alguien.
- No, eso no. Te decía que una vez viví toda una vida con una humana. Que os conozco mejor de lo que crees.
Eso me interesó. No hay muchos entre los suyos capaces de compartir su vida con los de mi especie.
- ¿Es eso alguna clase de amenaza? - pregunté
- Tómalo como quieras, pero sólo quería decirte que no voy a dejar que te escapes.
Me sorprendió que lo supiera. Llevaba días pensando en salir de allí. Quizás en vivir como una humana y sobretodo, alejarme de aquellos que conocían a Cat y se empeñaban en que tenía que ser como ella. Si aun no lo había hecho, era por una extraña curiosidad que Angelo me inspiraba.
Me quedé callada, sin responder a su acusación.
- No estoy aquí para ser tu niñera - prosiguió - Ni para que tus padres sean la mía. Prometí que te esperaría, y ya te he esperado. Así que aquí estoy. Soy un demono impaciente.
Reuní valor para mirarle a los ojos e hice lo que pude para sostener su mirada.
- Eso se lo prometistes a otra persona, demonio. Yo no soy la Cat a la que de alguna forma extraña amabas.
- Yo decido a quien amo y a quien no, humana. -dijo con cierta sorna, imitando mi tono.- Y a ti no te he dicho que te ame. Los demonios no son como los humanos, no esperes de mi esa clase de sentimientos.
- ¿Entonces a que viene lo de "te esperaré"?
Angelo sonrió, y no fue una sonrisa agradable. El demonio tenía sus planes, y no iba a compartirlos todos conmigo.
- Si te quieres ir de aquí, me iré contigo.

ninfakiko
Célula

Cantidad de envíos : 32
Puntos : 36
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  Lady v el Mar Ago 10, 2010 4:00 pm

Sigo manteniendo mi palabra de antes: me encanta (; He de decir que me he tenido que volver a leer todo, porque ya no me acordaba jaja. Pero está superbien Very Happy La historia en sí está empezando ahora, y quiero saber lo que pasa. Así que... continuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! Very Happy

_________________
-Porque lo cierto es que le quiero. Le he querido siempre. Le he querido desde el primer día. Le quería incluso cuando juraba que no lo hacía. Le quiero sin poder remediarlo.-
Bienvenid@ al Rincón de Tinta, Invitado Wink

Y me comeré el mundo a base de sonrisas...
avatar
Lady v
Adicto

Cantidad de envíos : 2614
Localización : Leyendo
Puntos : 2768
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 05/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  bellaa! el Miér Ago 18, 2010 10:15 pm

Cuando pueda lo volvere a leer.
Que bien que hayas vuelto!

_________________
Amar es otra cosa. Es sentirse ligeros y libres. Es saber que no pretendes apropiarte del corazón del otro, que no es tuyo, que no te toca por contrato. Debes merecerlo cada día.

[color=#40BFBF]
avatar
bellaa!
Adicto

Cantidad de envíos : 2462
Edad : 27
Puntos : 2623
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 09/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  bellaa! el Miér Sep 01, 2010 1:37 am

Me he leido todo, menos el ultimo trozo.
Me gusta muchisimo!

_________________
Amar es otra cosa. Es sentirse ligeros y libres. Es saber que no pretendes apropiarte del corazón del otro, que no es tuyo, que no te toca por contrato. Debes merecerlo cada día.

[color=#40BFBF]
avatar
bellaa!
Adicto

Cantidad de envíos : 2462
Edad : 27
Puntos : 2623
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 09/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  mdosps el Miér Nov 17, 2010 7:45 pm

Eyy, me he leido hoy todo lo que llevas escrito y me ha encantado!!!! Por qué no has seguido??? Estoy deseosa de seguir leyendo, no me dejes así Crying or Very sad Buah, ESTÁ GENIAL!!!
avatar
mdosps
Célula

Cantidad de envíos : 2
Puntos : 2
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  alexine el Miér Feb 15, 2012 5:36 am

[b]es maravillosa la historia, es la continuación simplemente con otro autor *--* y la manera en que describes es estupenda! sigue escribiendo... no nos dejes en suspenso D:
avatar
alexine
Célula

Cantidad de envíos : 1
Puntos : 1
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/02/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos velas para el diablo 2

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.